Blog

4 octubre, 2019

Análisis de las discusiones sobre importancia de la aprobación del POT

 

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) es el instrumento que define las prioridades en inversión, infraestructura, desarrollo y uso de suelos de Bogotá, para los próximos 12 años. Actualmente está siendo discutido en el Concejo, en busca de su aprobación previa finalización del mandato del alcalde Enrique Peñalosa. No olvidemos que el POT será la carta de navegación de la Administración Distrital en los próximos tres cuatrienios y definirá lo que será nuestro futuro como bogotanos.

El debate en torno a la conveniencia del POT tiene muchos matices, en tanto hay una división marcada entre sus detractores y partidarios. Sus contradictores , considerados críticos de la administración Peñalosa están en contra de su visión de ciudad. No obstante, quienes están a favor y apoyan al alcalde tienen una visión de ciudad cercana a la suya. Por consiguiente, se puede decir que la discusión que se da en el concejo para su aprobación tiene dos miradas según la posición del observador.

En contra de la discusión del POT y de que este mismo se apruebe, se encuentran múltiples criticas relativas al momento en que se discute su contenido.

En primer lugar, se argumenta que discutir el POT durante el periodo electoral genera una menor participación de los concejales y posibles manipulaciones con fines electorales. En segundo lugar, a pesar de que se ha conversado con múltiples ciudadanos, algunos consideran que no se ha generado una discusión suficiente. En tercer lugar, se plantea la construcción de 1 millón de viviendas durante los próximos 12 años, cifra que supera la población estimada. Y en cuarto lugar, el POT plantea una modificación en el uso de suelos que puede conminar a algunas empresas a trasladarse de sus espacios habituales, aunque otorga alternativas para traslados delimitando sus espacios.

Sin embargo, es de señalar que a favor de que dicha discusión se surta y apruebe antes del término del periodo del alcalde saliente e incluso en época electoral, existen diversos argumentos igualmente convincentes: el primero de ellos, evitar que su dilación se traduzca en que el siguiente gobierno pueda darle reversa o plantear un POT completamente diferente con el costo de tiempo que implica y así prevenir que la demora signifique un crecimiento de Bogotá sin planeación ni hoja de ruta clara, lo que sería sumamente dañino para una ciudad con una necesidad urgente de definir su futuro crecimiento; como segundo argumento destaca que, el POT plantea el desarrollo de la segunda línea de metro desde la Calle 72 hasta Engativá y Suba como uno de los pilares de la movilidad futura de la ciudad; tercero, que el POT lleva en desarrollo un tiempo considerable y ha tomado en cuenta la voz de múltiples ciudadanos, en diversos encuentros, por lo que podría considerarse plenamente conocido y discutido por población objetivo; cuarto, que se le da una gran relevancia al medio ambiente como uno de los ejes estructuradores del desarrollo futuro de la ciudad que dista de visiones previas, con un gran énfasis en el cuidado de los ecosistemas ambientales y expansión urbana controlada y ambientalmente sostenible; y finalmente un quinto elemento ligado al eje ambiental que plantea la protección de la Reserva Thomas Van Der Hammen, de los humedales de Bogotá y otras zonas vitales para el ambiente Bogotano.

En conclusión, el debate sobre la conveniencia de discutir el POT durante el debate electoral tiene variables múltiples que pueden convencer en mayor o menor medida. No obstante, es pertinente resaltar que el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial actual ha sido planeado técnica y concienzudamente situación que supone un análisis y discusión responsable sea o no periodo electoral, pues como ya se dijo, va a definir la hoja de ruta de la ciudad por los próximos 12 años. Los bogotanos y la ciudad, nos merecemos seguir construyendo sobre lo construido

Por: Julián Rivera

Sin categoría

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *